Un auricular inteligente para detectar ataques epilépticos

La epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central que se caracteriza por tener crisis recurrentes. Estas crisis son básicamente fallos eléctricos que hay en el cerebro que se producen cuando un grupo de neuronas se activa cuando no corresponde. Esta enfermedad, desgraciadamente, afecta a más de 50 millones en todo el mundo. Las personas que lo sufren, viven con la permanente incertidumbre de tener algún ataque de forma inesperada en cualquier momento.

FOTO: www.neuropediatria.org

David Blánquez es un padre de familia cuya hija sufre epilepsia desde que tenía dos años. Durante toda su infancia han tenido que convivir con las crisis impredecibles, ya se produjeran por el día o por la noche, y con la tensión y el cansancio que conlleva para toda la familia.

David Blánquez cofundador de MJN Neuroserveis

Hace algo más de once años, David propuso a Salva Gutiérrez y Xavi Raurich crear un dispositivo que fuera capaz de predecir las crisis epilépticas antes de que se produjeran. Ellos mismos catalogaron su idea inicial como “absurda”, ya que venía a contradecir la opinión médica mayoritaria que sostiene que las crisis epilépticas son impredecibles.

El dispositivo que han creado desde su empresa MJN Neuroserveis es, básicamente, un auricular que tiene la función de leer la actividad eléctrica del cerebro; es decir, se lleva a cabo una monitorización constante del cerebro del paciente. Esta monitorización va a permitir, por una parte, personalizar y mejorar los algoritmos y; por otra parte, va a permitir generar una base de datos para poder estudiarlos mejor.  La finalidad del dispositivo es poder predecir unos minutos antes cuando se va a producir una crisis en el paciente y tomar aquellas medidas necesarias que aseguren su protección inmediata. El objetivo del dispositivo no sólo va a ser la de proteger al paciente de posibles accidentes durante una crisis epiléptica, sino también mejorar su calidad de vida, eliminado la ansiedad que produce en el propio paciente y en sus familiares  el no saber cuándo se producirá la próxima crisis.

El proyecto se encuentra en su fase final, ya que desde que iniciaron su andadura se han utilizado más de quince prototipos y se han apoyado en médicos, pacientes y asociaciones. Esperemos que el proyecto de este auricular inteligente llegue a culminar de manera satisfactoria y vea la luz en el mercado, para que millones de pacientes puedan beneficiarse de este dispositivo, haciendo que tengan una mejor calidad de vida.

Por último comentar que en el mercado ya existe un dispositivo similar,  Embrace, aunque es en forma de  pulsera inteligente, y del que ya hablamos en el blog hace algún tiempo. Este dispositivo cuenta con la aprobación oficial de la FDA americana.

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.