Kailo el parche contra el dolor

Hace algún tiempo que hablamos en Socialmediatica de Quell, un dispositivo fabricado en Estados Unidos y  que aliviaba el dolor crónico mediante estimulaciones nerviosas. Esta semana escribimos sobre Kailo, un parche basado en nanotecnología que elimina el dolor sin necesidad de ingerir ningún tipo de medicamento, ni conectar ningún dispositivo para acabar con él.

Kailo es un parche formado por millones de nanocondensadores que funcionan como una antena que capta la señal del dolor e impide que esa sensación de dolor llegue a nuestro cerebro.

Para fijar el parche , tan sólo tenemos que acoplar el adhesivo incluido en la parte trasera del parche Kailo en una zona del cuerpo que esté entre el punto de dolor concreto y nuestro cerebro, ya que como hemos comentado se trata de que el parche «capte» el dolor antes de que llegue a nuestro cerebro. El usuario antes de pegar el adhesivo puede ir probando manualmente la zona en la que fijar el parche en función del alivio que va sintiendo. Una vez fijado Kailo hará que el dolor se reduzca considerablemente o que desaparezca en apenas un minuto.

El parche es totalmente impermeable y se puede llevar todos los días que se quiera, teniendo que cambiar tan solo el adhesivo cada 3-7 días. El parche no incorpora ningún tipo de batería y no hay qué conectarlo a ningún dispositivo por lo que siempre está listo para usarse cuando un dolor aparezca.

En un ensayo clínico realizado a varios pacientes durante 30 días se demostró la reducción considerable del dolor sin efectos secundarios, con una mejora considerable en el estado de ánimo, el sueño y las relaciones sociales.

Por último en cuanto al precio oscila entre 95 € y 280 € en función de packs de parches de uno, tres o cinco.

Kailo es un wearable que sin ser invasivo consigue reducir o eliminar el dolor sin utilizar ningún tipo de dispositivo o batería para realizar bien su cometido. El grado de satisfacción de los usuarios que lo han probado es muy alto.